Locatarios del mercado “Emilio Sánchez Piedras” en la capital de Tlaxcala, dieron a conocer al Congreso del Estado su desacuerdo con la demolición del inmueble, debido a que “dañaría el patrimonio de más de 400 familias” que dependen del trabajo diario en el lugar.

El documento enviado el tres de febrero los comerciantes señalaron que el hecho violenta sus garantías individuales y humanas del derecho al trabajo digno para garantizar el sustento familiar.

Reclaman que a pesar de haber sostenido reuniones con autoridades municipales y federales, muestran “un proyecto muy ambiguo que no nos dice nada y no tienen el argumento técnico, físico y topográfico que indique los motivos de la demolición del bien inmueble para amparar una construcción nueva”.

Por ello señalan su desacuerdo en el proyecto de demolición y construcción de un nuevo mercado; por ello solicitaron que el recurso que se tenía “contemplado se redireccione para la remodelación y mantenimiento de dicho mercado, entre las acciones que se solicitan son las siguientes: Cambiar las láminas que corresponden al techo, ampliación de sanitarios, mantenimiento y ampliación al drenaje, agregar piso adecuado, ampliación de estacionamiento, reparar las grietas en muros, trabes, columnas y/o zonas afectadas, impermeabilizar zonas afectadas, mantenimiento y/o cambio a las puertas”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *