• 6 agosto, 2020 2:47 am

Enfrenta SSA más de mil denuncias y amparos por inacción ante Covid-19: López-Gatell

  • Llamó a los gobernadores a asumir su responsabilidad de cuidar la salud de su población

Debido a que la Secretaría de Salud (SSA) enfrenta más de mil 100 reclamaciones jurídicas, demandas, denuncias, amparos por acusaciones de inacción, el subsecretario de prevención y promoción de la salud de la Secretaría de Salud (SSA), Hugo López Gatell, advirtió a los gobernadores y secretarios de salud sobre sus responsabilidades al no cuidar la salud de la población en sus entidades, por lo que aseguró “no es amago; es claridad” de la Ley.

Cuestionado sobre la situación que enfrenta el gobierno federal por las posiciones de gobernadores, quienes buscan activar la economía en sus estados el funcionario federal aseguró “no es amago, es claridad, es franqueza y es sobre el marco de la Ley plantear las cosas como son”, pues advirtió, que el semáforo epidemiológico continúa y en tanto esté vigente se deberá seguir aplicando, a pesar de las consideraciones de los mandatarios estatales.

Y es que la SSA presentó una nueva metodología para normar la semaforización epidemiológica en regiones del país donde podría haber sanciones a los gobiernos al no ser cumplidas las disposiciones, de ahí que el funcionario indicó que no hay amago en contra de los estados para proteger la salud de sus pobladores, pues deberán cumplir la Ley, por el diálogo y la razón, no por la fuerza; ya que es la visión del primer mandatario federal.

Sin embargo, dejó claro que las sanciones que podrían aplicar a las entidades “deriva de la Ley” General de Salud y especificó que en el lineamiento técnico ha de quedar a petición de los gobiernos estatales identificadas las circunstancias en donde la contribución federal podría legítimamente ser interpretada para la instrumentación local por los gobiernos estatales, pero debe quedar preciso cuáles son las condiciones en términos de Ley en la que esta responsabilidad es compartida.

Detalló que “en la Secretaría de Salud han recibido más de mil, son cerca de mil 100 actos de reclamación jurídica, demandas, denuncias, amparos, y una parte muy sustancial de todos los días en medio de la prioridad que es manejar una epidemia, es responder a todos estos recursos legales que nos llegan; una parte de estos recursos legales llegan por distintos ciudadanos y ciudadanas que se identifican ante el juzgado cuando ponen la demanda con su nombre, pero hay una parte no despreciable que proviene de grupos políticos identificados como tales (…) ellos mismos se han autoidentificado porque ellos tienen el deseo, respetable, de salir a los medios, dar conferencias de prensa, de hacer comunicaciones en redes sociales con los emblemas de sus entidades políticas; entonces dicen esto porque hubo inacción, porque no se actuó oportunamente, porque no cumplieron con sus atribuciones, porque no se reunió el Consejo Nacional de salubridad general; esto lo comentamos con los gobernadores y les dijimos si la petición de los gobiernos estatales es que hagamos explícito el marco de concurrencia para la aplicación concreta del semáforo es indispensable que pongamos cuáles pueden ser los elementos legales, que ya existen, que llevarían a deslindar la responsabilidad en caso de incumplimiento o en caso de una consecuencia adversa. Si la federación dice estas en rojo y el estado dice estoy en naranja y voy a hacer estas otras actividades, muy bien el estado ha de responder por las decisiones soberanas, ese es el asunto”.

No obstante, antes, detalló que el semáforo continuará dándose a conocer semanalmente a las entidades para alertarlas sobre la tendencia que tiene el estado; sin embargo, no de manera inmediata tiene una correspondencia con las actividades estatales que quedan a responsabilidad de los gobiernos locales y municipales quienes si bien no son autoridad sanitaria,  sí son autoridad administrativa.

En la discusión no estuvo el semáforo como instrumento técnico, ni de los indicadores, ni de los criterios de selección, ni bases de datos, sino el lineamiento y en respuesta a la inquietud de que se especificara con mayor claridad las posiciones en las que difieren la federación y los estados donde se identificó dejar preciso el elemento que proviene de la Ley desde 1984 y que fuera explícito cuál es la responsabilidad estatal y federal.

En la conversación con algunos gobernadores, dijo López Gatell, decidieron que este componente que generó inquietudes para los gobiernos estatales y federal deben dar dos salidas para procesar estos elementos.

Por ello, indicó, una fue la propuesta técnica la cual consiste en presidir la Comisión de salud pública del Consejo Nacional de Salud desde luego con el visto bueno del presidente del Consejo que es el secretario de salud, para identificar de qué forma puede enriquecerse el monitoreo de riesgos a través del semáforo, hacer la propuesta al pleno del Consejo Nacional de salud donde están los 32 secretarios y secretarias de salud de los estados, así como titulares del IMSS, ISSSTE, Pemex y de instituciones de salud de fuerzas armadas, donde recibirán retroalimentación de todas y todos.

No obstante, que aún no se tiene este esquema en la semana, 11 estados hicieron propuestas para enriquecer el semáforo que han sido incorporadas y le darán la bienvenida a los demás estados que hasta el momento no han formulado una propuesta con este objetivo.

Sin embargo, para dar solución al resto de los aspectos que deben ser atendidos en los estados la secretaria de gobernación, Olga Sánchez Cordero, propuso un diálogo para los otros componentes que no son técnicos específicos del campo de la salud pública como es el caso económico, lo social, la gobernanza, la comunicación, lo político, entre otros, con las oficinas federales para que se involucren en este proceso con los gobiernos de los estados y se dé solución a los mismos.

Antes esto López Gatell confió que los diferentes sectores de la sociedad se empeñen de tener una respuesta de estado y responsable donde se tenga claro que la prioridad número uno es proteger la vida y salud de las personas que residen en este país, todo lo demás es secundario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *