• La realización o no de festejos patrios implica un análisis profundo dado que se trata de un acto masivo: Lima Solís.

Tlaxcala aún se encuentra en análisis de los diferentes factores de evaluación relacionados con el cambio de semáforo epidemiológico, por lo que existe duda de que exista cambio de color naranja al amarrillo a pesar de que la tendencia en decesos y confirmados va a la baja, aseguró el titular de la Secretaría de Salud en el Estado, René Lima Solís.

En su tradicional conferencia semanal, aclaró que el cambio del semáforo epidemiológico es solo para planear la reapertura en el sector comercial y no determina que los casos y decesos del Coronavirus estén controlados.

“El semáforo no indica que controlamos nada, y no es algo que indique que podamos bajar la guardia, y al contrario hay que reforzarla, es solo para ver cómo se encuentra en este momento la infección dentro de una zona geográfica y que se puede abrir en el tema económico”, reiteró el funcionario estatal.

Advirtió que está en puerta  la presencia de las enfermedades respiratorias entre ellas la influenza, de ahí que las ciudadanía  debe saber identificar entre   ambos virus,  de tal forma que el SARS CoV-2, se caracteriza por la pérdida del olfato y  el gusto, pero además provoca diarrea, lo que no sucede con la influenza.

En este sentido  manifestó que a partir de este momento se observará una mayor presencia del personal medicó a través de  las Brigadas Cuídate y  Jurisdiccionales, estas últimas con 4 mil 562 acciones y  67 mil acciones respectivamente;  ambas  llevarán acciones de promoción a la salud además de   ir en busca de  posible  caso  positivos de COVID-19.

El funcionario Estatal  sostuvo que Tlaxcala sigue en un descenso constante de casos, de tal manera que a la fecha el número de contagios descendió en un 50 por ciento, no obstante Tlaxcala continua con la aplicación de  las pruebas de manera indiscriminada. 

Sin embargo apuntó que en la entidad se tienen 17  mil  pruebas aplicadas,  6 mil 72 han resultado positivas y 929  han perdido la vida, lo cual obliga  a intensificar  las medidas preventivas     casos contagio. 

Abundó que en Tlaxcala no se puede  definir si se suspenden las actividades  del 15 de septiembre,  pues para ello es necesario analizar  varios factores  relacionados con  el comportamiento del nuevo agente viral, por lo que  conforme se tengan  mayores datos y se observen  panoramas más claros se podrá tomar una  determinación al respecto.

Argumentó que en definitiva las reuniones masivas son situaciones de alto contagio,  de ahí la preocupación  de que estas actividades se realicen y sean  foco de contagio, por eso es necesario realizar un trabajo  más comunitario en busca de posibles  caso  para cortar las cadenas de contagio.

35 choferes han muerto tras infectarse de Covid-19

Cuestionado por los decesos que se han presentado en los diferentes   sectores de la población, mencionó que independientemente  de la actividad  el virus  ataca por igual,  y en este sentido mencionó que a la fecha se tienen 77 decesos de campesinos, 45 obreros, 34 choferes, maestros, médicos, enfermeras y jubilados, por lo que no se puede  hablar de que en un sector se tengan más defunciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *